Árbol Navideño ¿y ahora cómo decoro?

Una Navidad sin árbol es como el día de Reyes sin regalos. ¡Inconcebible!

En el blog anterior vimos cómo escoger el Árbol correcto, ahora es momento de  pensar en la decoración: Luces, adornos. ¿Qué hay que tener en cuenta?

 

Un factor esencial es tener una buena iluminación en el árbol de Navidad.

Si quieres que tu árbol se vea muy luminoso es mejor que elijas una mayor cantidad de luces y si son varios juegos, que se encuentren muy juntas. Pueden ser cálidas, frías, multicolor, fijas o con movimiento.

Si por el contrario, consideras que las luces son sólo un complemento, opta por unas luces mucho más discretas, quizás un estilo de luces luciérnaga o espiga si se quiere algo sutil y servirán para resaltar los adornos navideños que tiene el árbol.

Y no te olvides de tomar en cuenta el detalle del color del cable de las luces, si el árbol es verde, elige unas luces con cable verde, en cambio si el árbol es blanco, entonces uno blanco. Las luces con cable transparente por lo general sirven para ambas opciones. 

Una vez que logres desenredar las luces que tenías guardadas o hayas comprado nuevas, recuerda que eso será lo primero que debes colocar en el árbol, porque si las pones al final, se podrían enredar con los adornos y no lucirían tanto. Te recomendamos ponerlas de arriba a abajo y empezando por el interior de las ramas para luego sacarlas al exterior, recuerda que quede el enchufe hacia abajo y alcance la distancia para enchufar.

 

Hoy en día hay muchísimas opciones para decorar y puede resultar abrumador al momento de elegir, por eso, antes de ir a comprar, te recordamos las cosas imprescindibles para tu arbolito:

*Esfera, Chirimbolos o Bolas (tiene diferentes nombres).

*Boas, Cintas o Collares

*Estrella, Puntero, Moño o Ángel.

 

No hay reglas de cómo decorar, eso depende de cada persona y familia, sobre gustos no hay nada escrito. 

El clásico arbolito verde admite casi cualquier color, aunque resalta más con rojos y dorados (acompañado de luces cálidas), mientras que los blancos quedan mejor si los decoras en tonos de plata y azul (acompañado de luces frías).

Está bueno que tu árbol de Navidad siga el mismo estilo que el resto de la decoración de tu casa. 

–  Si se trata de un hogar clásico, un árbol en tonos rojos y dorados, donde abunden las bolas, las cintas y figuras tradicionales será perfecto. 

– Por su parte, si se trata de una casa moderna, apuesta por el estilo minimalista nórdico, donde los tonos fríos como el blanco, el plata o el azul sean los protagonistas, así como las piñas y detalles naturales en madera. 

– Un hogar con niños deberá tener un árbol lleno de luces y color, prueba decorarlo con dulces (adviérteles muy bien que no son comestibles) y que no falte algún adorno creado por ellos mismos para que sea único y especial.

 

Diy yourself

¿Te atreves? Si se te dan bien las manualidades, no lo dudes: estas fiestas personaliza tu árbol con tus creaciones, corazones y estrellas realizados con papeles de colores y botones. 

Puedes escoger que la base del árbol esté cubierta o descubierta. 

En caso de que escojas lo primero, puedes colocar cajas forradas con papel de regalo, o embalaje, simulando los regalos o puedes poner un cubre pie para árboles. 

También puedes elegir papeles para envolver que combinen con los adornos. 

 

¨Y ahora que ya sabes todo…Prontos, listos… ¡a armar el arbolito de tus sueños!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda?